CAUSAS DE LA I GUERRA MUNDIAL

 

 

    Una de las consecuencias que llevaron a la primera Guerra Mundial es la rivalidad entre pueblos y naciones. Esta ha sido una de las constantes de toda la historia de Europa. Pero las que mas destacan son : las rivalidades teritoriales,  como el litigio de Alsacia y Lorena; la pugna diplomática; las rivalidades coloniales; y las rivalidades económicas, industriales y armamentísticas.

 

  • CAUSAS  TERRITORIALES

      La conquista de nuevos mercados no sólo se producían en territorios coloniales extraeuropeos. Alsacia y Lorena habian cambiado de Estado en 1870: su recuperación era considerada por los franceses una cuestión de honor. En los Balcanes la decadencia del Imperio Turco había generado nuevos Estados y había incitado al avance de Austria - Hungría, potencia que , apoyada por Alemania se anexiopnó, en 1908, Bosnia - Herzegobina, anexión que muy pronto encontraría resistencia en los pequeños Estados coaligados en la Liga Balcánica de 1912, respaldada por Rusia. los paises de la Liga Balcánica ampliaros sus fronteras hacia la costa de Turquía en las guerras que tuvo lugar dicho año, pero en 1913 se enfrentaron entre ellos, con victoria de Serbia que se convirtió en un serio rival de las pretensiones expansionistas austríacas.

 

  • CAUSAS DIPLOMÁTICAS

    Tras la guerra franco-prusiana durante la unificación de Alemania, esta se convirtió en la la primera potencia del territorio continental europeo. Sin embargo, su hegemoía era precaria: la revancha francesa, el poder colonial inglés y la amenaza rusa podían destruir el nuevo status conseguido. Sólo manteniendo aisladas a esas potencias permitía a Alemania mantener su papel arbitral en Europa. Para ello Bismarck diseñó la Realpolitic,con esto consiguió un equilibrio mediante la creación de la Triple Alianza (1882), compuesta por Austria-Hungría, Italia y la propia Alemania. Pero en 1891 Guillermo II destituyó a Bismarck convirtiéndose en el nuevo kaiser. definió unas líneas de acción más agresivas en lo que se ha denominado la Weltpolotik: Alemania aspiraba a la hegemonía mundial. Este movimiento activó la diplomacia defensiva del resto de potencias. Francia consiguió salir del aislamiento con la Entente franco-rusa de 1892, y diez años después firmó con Italia un Tratado de neutralidad (1902). El nuevo bloque antagónico de Alemania se consolidó con la Entente cordial de 1904 entre Francia y el Reino Unido, a las que se sumó Rusia en 1907 con la firma de la Triple Entente. La rivalidad diplomática entre los dos bloques así formados generalizaría rápidamente cualquier conflicto, lo que pudo suceder a partir de las crisis coloniales de comienzos de siglo.




  • CAUSAS COLONIALES

    La colonización europea ya había producido conflictos localizados que se intensificaron durante el cambio del siglo XIX al XX en lo que constituyó una verdadera redistribución colonial. Alemania había salido victoriosa en un reparto que ella misma había patrocinado en el Congreso de Berlín de 1885-1886. Sin embargo Francia y el Reino Unido seguían manteniendo el predominio colonial, lo que era particularmente evidente en el control del Mediterráneo, verdadera palanca sobre la que se levantaba la mitad del comercio colonial. Marruecos era uno de los enclaves estratégicos, pues era una de las puertas del Mediterráneo, que mantenía su carácter colonial. Francia y España consiguieron, en 1904, el respaldo inglés para hacer efectivos sus protectorados en la zona, cerrando el paso a la colonización alemana. A raíz de la visita de Guillermo II a Tánger, se desencadenó la primera crisis marroquí. La oposición alemana al avance francés se moderó momentáneamente en la conferencia de Algeciras de 1906, por la cual se mantenían los protectorados francés y español pero se garantizaba la actividad comercial alemana. La agresiva actitud germana animó a Rusia a adherirse a la alianza franco-británica. La segunda crisis marroquí se produjo tras una rebelión en la que el sultán de Marruecos fue auxiliado por tropas francesas que ocuparon Fez en 1911. Alemania consideró que se vulneraban los acuerdos de Algeciras y envió a Agadir al cañonero Panther, que sólo se retiró cuando Francia concedió a Alemania algunos territorios en Guinea y en el Congo, nuevos mercados para desarrollar la economía del Reich.

 

  • Rivalidades económicas

    Frente al equilibrio establecido por el dominio inglés de los mares, la segunda revolución industrial permitió el ascenso de nuevas potencias que muy pronto compitieron por el mercado mundial. El Estado alemán, tras su unificación, apoyó y protegió decididamente a su industria, frente al tradicional laissez faire capitalista, y muy pronto estuvo en condiciones de desafiar al Reino Unido en todos los terrenos económicos: las finanzas, el comercio, los transportes y la industria.
    Alemania impulsó de forma especial la producción de armamentos y la marina de guerra, que los demás gobiernos europeos imitaron, hasta crear un ambiente de sospecha y rápido rearme, la llamada Paz armada, que preludió el estallido de la Gran Guerra. Decisiva en el terreno económico fue la lucha por conquistar nuevos territorios y mercados. Los historiadores discuten si Alemania estaba alcanzando a Inglaterra o si su política agresiva obedece precisamente a sus dificultades de expansión debido a la insuficiencia de sus posesiones coloniales y al creciente proteccionismo y cerrazón de resto del mercado mundial.


Detonantes de la I Guerra mundial

 

   

Existieron varios detonantes que pudieron provocar la guerra:
        Uno de ellos fue la crisis de Marruecos. En este país Francia aspiraba a crear un protectorado. Sin embargo chocó frontalmente con Alemania que tambien tenia interes por esa zona. Para demostrarlo, Guillermo II ordenó dos desembarcos: el primero, en el año 1905, en Tanger, supuso un obstáculo para las aspiraciones francesas, aunque finalmente Francia consiguió establecer el protectorado a la vez que a España se le reconocía las posesiones en el Rif, términos aprobados en la conferencia de Algeciras. Años después, en el 1911, Alemania volvió a desembarcar esta vez en Agadir. Gracias a este segundo desembarco Alemania se fortaleció en África a costa del Congo francés.

         El otro fue la crisis de los Balcanes. En esta zona eran los rusos y austrohúngaros los enfrentados. ambos tenían interes en los Dardanelos, un zona balcánica con salida al Mediterráneo. Además, Serbia aspiraba a la unificación de sus territorios pues al Imperio Austro-húngaro se había anexionado Bosnia-Herzegovina en el año 1908. Ante la tensa situación entre serbios y austrohúngaros, Rusia acabó por apoyar a Serbia. Fueron los años en los que se desarrollaron las guerras balcánicas que enfrentaron en una primera guerra a Serbia, Bulgaria y Grecia (la Liga Balcánica), más Rusia, contra Turquía. La Liga Balcánica ganó esta primera guerra y Bulgaria y Rusia ampliaron sus territorios en la zona a costa de algunas posesiones turcas. Bulgaria, fortalecida tras la primera guerra balcánica, buscó el apoyo del Imperio Austro-húngaro y atacó a Serbia y Grecia, a quienes apoyó Rusia. Bulgaria, la gran derrotada en esta segunda guerra, fue desmembrada y de ella surgió Albania, mientras que Serbia se anexionó algunos de sus territorios. Con estos dos frentes se había cocinado todo el caldo de cultivo necesario para que entre gran parte de los países europeos se produjera una Gran Guerra. Sólo faltaba la chispa que encendiera la mecha para hacer estallar el polvorín en que se había convertido Europa. Fue el asesinato del Archiduque Francisco Fernando, heredero del Imperio Austro-húngaro, en Sarajevo el 28 de junio del año 1914, el detonante de la Primera Guerra Mundial. El autor pertenecía a una sociedad nacionalista serbia y de ese modo sirvió en bandeja al gran imperio el motivo para declarar la guerra a Serbia. Con el apoyo de Alemania, también interesada en expandir su hegemonía, el Imperio Austro-húngaro le lanzó un ultimátum imposible de aceptar a Serbia. Finalmente, el 28 de julio de 1914 se produjo el ataque de Austria a Serbia. Rusia salió en su defensa, y automáticamente, Alemania le declaró la guerra a Rusia, y después a Francia, que apoyaba a Rusia. Por último, cuando Alemania se adentró en territorio belga, el Reino Unido se unió a la Gran Guerra en apoyo de Francia, Rusia y Serbia, declarando la guerra a Alemania el 4 de agosto del año 1914.

VOLVER AL INICIO